¿Una empresa sin jefes?

El teletrabajo también ha propiciado algunas corrientes de pensamiento como la de una empresa sin jefes, en la que todo el mundo se autogestione y sea co responsable de su trabajo; Un empresario norteamericano llamado Warren Buffer lo resume en una frase: "Contrata a los mejores y deja que hagan lo que saben hacer ... O ficha a los más baratos si es que quieres que hagan lo que tú dices".

8/10/2020

Toda esta corriente se remonta a tiempo atrás, antes de la crisis del coronavirus, concretamente un experimento pionero fue el de Tony Hsieh y su aplicación Holacrazay, dentro de su start up Zappos, de venta de zapatos online, en la que junto Brian J. Robertson, propusieron una teoría que consistía en convertir a cada trabajador/a en un/a líder, permitiéndole la máxima agilidad y flexibilidad, y dejando atrás la clásica estructura jerárquica vertical, por una novedosa estructura completamente horizontal.

Esta iniciativa, en la que prevalece el concepto que el poder es de todos, y por tanto no hay mandos, ni puestos de trabajo definidos, tuvo también otros seguidores destacados, como Morning Star, GitHub o Vavle Corp, y más recientemente el bufete de abogados Law Square de Australia, que ha dejado atrás nomenclaturas y roles, que apuesta por las aportaciones de cada trabajador/a, más allá del cargo que pueda ocupar.

Quizás estos modelos son excesivamente transgresores, y el actual mercado de trabajo aún no está preparado para experiencias de este tipo, pero sí está claro que raíz del coronavirus y de la implantación del teletrabajo, los modelos están cambiando, y la idea de un jefe tradicional que se dedique sólo a controlar el trabajo de la plantilla va quedando atrás.

Actualmente se tiende a modelos en los que sí hay jefes responsables en última instancia que marcan las principales políticas empresariales a seguir, pero en el teletrabajo se apuesta más por las aportaciones a los proyectos de cada persona, y también en su responsabilidad a la hora de cumplir los objetivos.

Empresa sin jefes

Sistemas como timenet pueden favorecer muchísimo este tipo de modelos, ya que se puede asociar cada trabajador / a en uno o más proyectos, de modo que se pueda concentrar y conseguir las metas marcadas; gracias al sistema de registro de la jornada laboral se podrá marcar el inicio y el final de las horas trabajadas, incluyendo pausas, y sin necesidad de que éstas sean en un horario concreto, si no que cada persona pueda hacerlo según sus necesidades.

SOLICITE MÁS INFORMACIÓN SIN COMPROMISO

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Top